No hay duda de que las puertas automáticas de garaje nos han hecho la vida más cómoda, gracias ellas no es necesario bajarse del coche para abrirlas, algo que no solo nos ahorra tiempo y mojarnos en un día de lluvia, también supone un plus de seguridad al regresar por las noches y poder entrar directamente a casa.

Sin embargo, si el motor falla por algún motivo o nos hemos olvidado el mando en algún sitio, tendremos un problema, si no sabemos cómo abrir la puerta de garaje manualmente, desde no poder acudir a una cita o al trabajo o llegar tarde, pasando por no poder sacar el coche o meterlo en el garaje, hasta no poder salir de casa en los casos en que se trate de la puerta de entrada a la vivienda y no se disponga de puerta peatonal.

En este artículo vamos a explicar precisamente cómo abrir una puerta de garaje sin mando, atendiendo, además, a los diferentes modelos de puertas automáticas que podemos encontrarnos tanto en viviendas privadas como en comunidades.

 

Se ha ido la luz, ¿puedo abrir la puerta del garaje sin usar el mando?

 

La respuesta es que sí, la mayoría de las puertas automáticas de garaje incluyen algún tipo de dispositivo o mecanismo de desbloqueo al que podremos acceder para desbloquear el motor y poder abrir la puerta de forma manual, puesto que cuando se corta el suministro eléctrico, el motor se bloquea, impidiendo la apertura de la puerta.

Por este motivo es fundamental instalar motores que permitan abrir la puerta manualmente (o bien no podremos salir de casa con el coche o, en el peor de los casos, tendremos que dejar el coche en la calle).

Es recomendable que antes de proceder a desbloquear la puerta, comprobemos el manual de la misma para localizar dicho dispositivo de desbloqueo y saber cómo debemos proceder una vez desbloqueado el motor; lo ideal sería que antes de instalar la puerta automática elegida o justo después de instalarla, leyéramos su manual de funcionamiento para saber qué hacer en este tipo de situaciones, tanto por motivos de seguridad personal como para evitar dañar la puerta o alguno de sus componentes.

Pero, ¿y si no tengo el manual a mano o la puerta ha dejado de funcionar cuando volvía a casa? En este caso, a no ser que estéis muy seguros de cómo proceder, lo recomendable es contactar con el servicio técnico o de mantenimiento de la puerta para que os indiquen dónde encontrar el mecanismo de desbloqueo de la puerta.

Ahora, puede que os estéis preguntando, ¿y si hay luz pero me he olvidado el mando o este no funciona?

Este escenario podemos encontrarlo si perdemos el mando a distancia o se agota la pila del mismo. Igualmente, podréis recurrir a la apertura manual, pero deberéis cortar antes la corriente eléctrica a la puerta, para evitar posibles accidentes.

 

Cómo abrir la puerta del garaje sin mando según el tipo de puerta

 

Como ya sabéis, en el mercado existen diferentes tipos de puertas automáticas, correderas, basculantes, seccionales, etc., y por ello existen también diferentes formas de abrir una puerta de garaje en función de su tipo y el motor que emplee.

En general, en todas tendremos que localizar en el motor el tornillo de desbloqueo o la cerradura de desbloqueo de la puerta de garaje. Además, nunca será necesario abrir el motor para desbloquearlo (si se llega a ese punto, debéis contactar con el servicio técnico antes de manipular vosotros mismos el motor abriendo la carcasa que lo protege).

 

Cómo abrir una puerta basculante

 

Una puerta basculante, que solemos encontrar tanto en comunidades de vecinos como en casas particulares, se abre bien empujando hacia arriba o bien empujando hacia atrás. La forma de desbloquearla consiste en introducir la llave en la cerradura o utilizar la maneta interior y guiarla en la dirección en la que se abra. Este modelo de puerta es quizás uno de los más sencillos de abrir en caso de no poder usar el mando.

 

Cómo abrir una puerta corredera

 

Las puertas correderas, tan habituales en viviendas independientes o naves industriales, se abren y cierran deslizándose lateralmente por un raíl o guía. Para poder abrirla sin emplear el mando en caso de corte de luz o avería, solo tendremos que liberar con una llave (habitualmente tipo Allen) la cerradura o tornillo de la maneta de desbloqueo y empujar en la dirección de apertura para moverla.

 

Cómo abrir una puerta seccional

 

Las puertas seccionales cuentan con una cuerda de desbloqueo o manilla para liberar el motor con la que podremos desbloquearlas y moverlas sin mucha más complicación, simplemente tendremos que empujar hacia arriba para abrirla o hacia abajo para cerrarla.

 

¿Es seguro abrir una puerta de garaje sin mando?

 

Evidentemente, las puertas automáticas de garaje están diseñadas para abrirse usando el motor, por lo que recurrir a la apertura manual de las mismas demasiadas veces puede acabar estropeando sus componentes y, por tanto, acortando la vida útil de la puerta.

Por lo que recurrir a la apertura manual solo debe hacerse en casos de emergencia y porque no tengamos otra opción.

En ese sentido, recurrir a la apertura sin mando y sin motor de la puerta del garaje es completamente seguro, siempre y cuando se sigan las indicaciones del fabricante que figuran en el manual de la puerta o sigamos los pasos que nos dé el servicio técnico.

Pero, si una vez desbloqueado el motor utilizando los medios que hemos descrito, la puerta siguiera sin poder abrirse, nunca, bajo ninguna circunstancia, debe forzarse la puerta para moverla, puesto que podría significar el fallo de alguno de los componentes de la puerta y esto poner en riesgo la seguridad del usuario.

En este caso, lo recomendable, una vez más, es recurrir al servicio técnico.

 

Batería de emergencia y alimentación solar

 

Como hemos visto, prácticamente todas las puertas de garaje cuentan con mecanismos de desbloqueo para poder abrirlas en caso de que el mando no funcione por cualquier tipo de avería o falta de suministro eléctrico. Pero también hemos visto que puede darse la posibilidad de que, incluso usando dicho mecanismo, la puerta siga sin abrirse.

Por no mencionar la fuerza que se puede necesitar para mover una de estas puertas, que tienen un peso considerable.

Afortunadamente, una solución para estos problemas, que pueden presentarse en cualquier momento, la encontramos en puertas de garaje cuyo motor incorpora una batería de emergencia, mediante la cual podremos abrir la puerta bien usando el mando, bien desde el cuadro de mandos instalado en el garaje, si estamos en el interior y es el mando lo que no funciona.

Otra de las opciones es montar un kit de alimentación solar para el motor de la puerta, una solución empleada habitualmente cuando resulta imposible realizar una instalación eléctrica.

Un motor alimentado por energía solar (a través de un panel fotovoltaico y una caja de baterías) es prácticamente una garantía segura de que la puerta de garaje no se quedará sin corriente y no necesitaremos recurrir a la apertura manual si se va la luz.

Estas dos soluciones nos aseguran evitar el inconveniente que supone tener que recurrir a la apertura sin mando o manual de la puerta de garaje y hacen que no se pierda ese plus de seguridad que dan las puertas automáticas que señalamos al comienzo de este artículo.

Así que si estás pensando en instalar una puerta para el garaje de tu casa o tu comunidad de vecinos quiere cambiar la puerta de acceso al garaje comunitario, considera optar por un fabricante como Niceforyou el cual nosotros instalamos.

Estos incorporan motores de puertas con baterías de emergencia o la posibilidad de instalar un kit de alimentación solar para el motor; no quiere decir que jamás enfrentes una avería que bloquee la puerta, pero no deberás de preocuparte de poder sacar o meter el coche en el garaje si se va la luz en el barrio.

Si quieres más información puedes solicitarnos sin ningún tipo de compromiso.

5/5 (1 Review)

CONTACTO

Llámanos al

985 30 01 78

O por email:

x