Las ventanas son un elemento que siempre vas a tener que incorporar en tus espacios ya sean los de trabajo o tu hogar y por ello, es importante disponer de una información adecuada que permita escoger, al igual que explicamos con nuestras puertas de garaje, persianas de seguridad y portones, el modelo que más se adecue a tus necesidades.

En el caso específico de las ventanas, sus modelos se distinguen por cómo se abren, y los dos factores que más determinan por cual de todos ellos deberías decantarte son: en qué lugar va a situarse la ventana pues determinará su uso y cuánto margen de espacio tiene ese lugar. Una vez que sepamos esto podremos elegir entre los siguientes 10 tipos de apertura de ventanas.

Practicable / abatible:

El tipo de apertura más común y uno de los más populares como opción para el hogar. Las hojas de la ventana realizan un movimiento lateral, permitiendo un ángulo de apertura total y un cierre hermético, lo que genera un gran aislamiento tanto térmico como acústico y aporta seguridad. Además, es fácil de limpiar ya que no es necesario extraer las hojas. Lo único para tener en cuenta es que ha de contar con el suficiente espacio para realizar el movimiento de apertura y cierre.

Batiente

Una buena opción para espacios limitados ya que su movimiento consiste en un giro sobre el eje horizontal inferior, lo que provoca una apertura solo de la zona superior. Es decir, su entrada de aire sería parcial, pero ahorrarías el espacio de recorrido que necesitan otros modelos como el practicable. Además, es un tipo de apertura que protege al espacio de factores externos como el viento, su única “desventaja” es que habría que elegir una instalación de cortinas o estores que no impidan su apertura o cierre.

practicable y abatible

Corredera / guillotina

Ideal para espacios limitados o que cuenten con un gran número de obstáculos, ya que no ocupa espacio adicional. El movimiento de cada una de sus hojas es independiente y normalmente horizontal, aunque menos comúnmente también pueden ser verticales. Su apertura es del 50% ya que al desplazarse en la dirección contraria a su posición siempre hay una hoja sobre la que se pliegan las demás. Respecto a su limpieza, es necesario extraer las hojas.

Oscilobatiente

Un tipo de apertura de ventana muy versátil. Podría describirse como una combinación entre los modelos abatible y batiente, ya que permite un movimiento tanto sobre el eje vertical como el horizontal. Es decir, tiene una apertura tanto lateral como inclinada, lo que permite adecuar la apertura al espacio del que dispongamos en cada momento. Además, tiene el mismo cierre hermético que la abatible.

oscilobatiente

Osciloparalela

Este modelo también es una combinación de otros dos, en este caso de la batiente y la corredera. Esto permite que las hojas puedan realizar tanto el deslizamiento horizontal típico de las correderas como que se inclinen hacia el interior del espacio. Además, mientras se mantengan cerradas ocuparan el mínimo espacio ya que serán como una corredera normal, pero su apertura podremos adaptarla al espacio del que dispongamos en ese momento.

osciloparalela

Pivotante o basculante

La hoja gira alrededor de un eje central, si el movimiento de apertura es vertical es cuando se le llama pivotante, si es horizontal basculante. Este tipo de ventana es perfecto para lugares de difícil acceso como tejados o buhardillas, ya que permiten regular el grado de ventilación y son fáciles de limpiar. Además, dispone de un cierre hermético, lo que provoca un buen sellado frente a factores externos como la humedad o la lluvia.

basculante y pivotante

Fija

El mecanismo de estas ventanas es realmente sencillo, no disponen de sistema de cerramiento, por lo que no hay posibilidad de apertura. Esto es útil para lugares que no requieran ventilación, pero si iluminación natural (tabiques interiores o habitaciones climatizadas), e incluso por razones estéticas ya que permite una buena visualización del exterior sin prescindir de aislamiento térmico.

fija

Combinada

Este modelo es todo lo contrario al anterior mencionado, ya que en un solo marco dispone de la posibilidad de múltiples tipos de apertura, como puede ser la combinación de abatible, corredera, oscilobatiente, osciloparalela, etc. Además, se integra muy bien estéticamente.

Balconera

Tal y como su nombre indica, es el tipo de apertura de ventanas más adecuado para balcones y terrazas. Sobre todo, si se le suma a su instalación un cristal de seguridad, ya que con ello tu hogar o negocio estará totalmente protegido y sellado frente a los factores externos.

5/5 (1 Review)

CONTACTO

Llámanos al

985 30 01 78

O por email:

x