Cuando queremos evitar que las puertas y ventanas o escaparates de una tienda o local comercial a pie de calle o en dentro de un centro comercial, se conviertan en un posible punto de acceso para ladrones u otro tipo de intrusos indeseados, o incluso cuando queremos proteger la puerta principal y otros accesos de una nave industrial, las soluciones de seguridad que vienen a nuestra mente son las rejas y las persianas de seguridad, pero ¿cuál de estos sistemas es mejor? ¿Cuál aporta mayor seguridad?

 

Rejas o persianas de seguridad,¿Qué es más seguro?

 

Tener un local comercial o una nave industrial con ventanas a pie de calle o muelles de carga para camiones, implica la necesidad de proteger los puntos de posibles accesos desde el exterior, como son las ventanas o los escaparates o las puertas para evitar que entren intrusos.

Hasta hace unos años, e incluso a día de hoy aún podemos encontrarlas instaladas en algunas tiendas, la solución más habitual era recurrir a la colocación de una reja o una cancela (en función del hueco que se estuviese cerrando), para ponerles las cosas más difíciles a los amigos de lo ajeno. Pero de un tiempo a esta parte, las rejas han dado paso a otro tipo de cerramiento mucho más estético, las persianas de seguridad, que se han convertido en una alternativa a las rejas para ventanas, escaparates y puertas, tan seguras o más que las rejas.

Por esa razón, cuando alguien se enfrenta a la decisión de elegir entre poner persianas de seguridad o rejas, pueden surgir las dudas a la hora de escoger entre un elemento de seguridad y otro, especialmente cuando no se tiene mucho conocimiento sobre ambas o en qué se diferencian, más allá de lo obvio.

 

Principales características de las rejas

 

Las rejas son cerramientos fabricados con tubos macizos o huecos, colocados de manera vertical y horizontal sobre los huecos de ventanas, ventanales y puertas. Pueden ser piezas fijas, abatibles o incluso desmontables. Su resistencia y durabilidad las determinan tanto el material en que estén fabricadas como el tipo y tamaño del tubo empleado y la forma en la que hayan sido colocadas.

Se fabrican habitualmente con tres tipos de materiales; en aluminio, en acero y en hierro forjado, siendo este último el más resistente y perdurable de los tres y el que permite escoger diferentes tipos de acabados, para aportar un toque de diseño a estos cerramientos.

Para permitir el paso de luz, las rejas instaladas en ventanas no pueden ser excesivamente tupidas, lo que puede volverlas algo menos seguras, especialmente si el tubo y material empleado para su fabricación no es macizo.

Tradicionalmente, las rejas metálicas han sido el elemento de seguridad por defecto al que recurrían las personas cuyas ventanas o puertas se encontraban a pie de calle, incluidas tiendas (seguramente, todavía se pueden encontrar tiendas con unos cuantos años a sus espaldas en bajos de edificios cuyas ventanas tienen rejas).

 

Principales características de las persianas de seguridad

 

Las persianas de seguridad son persianas cuyos paños están fabricados con metal, principalmente aluminio de extrusión o acero galvanizado, lo que las hace especialmente resistentes ante golpes e intentos de rotura o penetración. Además, si hablamos de persianas de seguridad autoblocantes, tenemos unas persianas que montan unas varillas intermedias entre las lamas, evitando que la persiana pueda ser alzada una vez está bajada, ya que se bloquea cuando se ejerce presión sobre ella.

Los materiales que se emplean en su fabricación las hacen más pesadas que una persiana metálica estándar, más aún cuando se emplean para cerrar grandes huecos, como los de una puerta doble de acceso a una tienda o su escaparate. Esto hace que sea, en la mayoría de los casos, necesario motorizarlas, para permitir un accionamiento fácil y rápido.

Admiten diferentes tipos de acabados, las lamas pueden estar microperforadas o troqueladas o incluso montar metacrilato, y lacados, por lo que estéticamente pueden adaptarse al conjunto del edificio donde se encuentre el local comercial o del centro comercial, si fuese necesario.

Gracias a estas características, en los últimos años, las persianas de seguridad han ido sustituyendo a las rejas en la mayoría de establecimientos comerciales y actualmente, son la opción más usada para proteger los accesos y escaparates a tiendas o locales comerciales cuando estos están cerrados.

 

Diferencias entre rejas y persianas de seguridad

 

Las diferencias entre rejas y persianas de seguridad vamos a verlas a través de sus ventajas y desventajas, de manera que podáis establecer una comparación entre ellas.

 

Ventajas y desventajas de las rejas

 

Como ventajas, las rejas:

  • Se colocan con relativa facilidad.
  • Las de hierro forjado son especialmente resistentes.
  • Tienen un mantenimiento mínimo.
  • Permiten diferentes diseños cuando son de forja.
  • Son más económicas.

Sus desventajas:

  • Para dejar pasar la luz, son poco tupidas, lo que puede facilitar su manipulación para romperlas.
  • Dan la sensación de estar enjaulados.
  • Pueden entorpecer la evacuación en caso de emergencia.
  • No son la opción más idónea para tiendas o locales comerciales, ya que las cancelas ocupan más espacio.

 

Ventajas y desventajas de las persianas de seguridad

 

Por su parte, las persianas de seguridad tienen las siguientes ventajas:

  • Sus materiales las hacen especialmente resistentes y duraderas.
  • El sistema autoblocante las convierte en prácticamente impenetrables cuando están bajadas.
  • Evitan la sensación de jaula.
  • Admite diferentes tipos de acabados y no rompen la estética de la fachada.
  • Su instalación es fácil y muchas veces se puede aprovechar el hueco existente.
  • No precisan de un gran mantenimiento.
  • Son especialmente recomendadas como cierre de seguridad para tiendas y locales comerciales, ya que son enrollables y ocupan menos espacio.
  • Si se motorizan, son fácilmente accionables.

Como desventajas tienen:

  • Solo impiden el paso de intrusos cuando están bajadas.
  • Su precio es mayor que el de las rejas.
  • Su peso es más elevado y muchas veces requieren de motor.

 

Si lo que buscas es seguridad, instala las persianas

 

Aunque las rejas son seguras, lo cierto es que por prestaciones, acabados y versatilidad, la mejor opción para proteger ventanas o ventanales, puertas y escaparates son las persianas de seguridad. Una vez bajadas, nadie podrá acceder al interior de tu tienda o negocio.

0/5 (0 Reviews)

CONTACTO

Llámanos al

985 30 01 78

O por email:

x