Si estas en la búsqueda de un portón automático, debes consideras los diferentes tipos que tenemos a tu disposición. Analizando con detalle sus características para optar el que mejor se adapte a tus necesidades y gustos.

Tipos de portones automáticos

 

1 – Portones Corredizos

 

Estos portones son aquellos que constan de dos hojas las cuales cumplen la función de deslizarse una encima de la otra, y que destacan por la rapidez en la que se abren. Son ideales en los hogares en donde existe suficiente espacio para que ambas hojas se muevan con libertad, lo que no estorbe su trabajo u ocasione que se dañen.

Su sistema esta basado en un conjunto de rieles que soporta de gran manera el peso implicado en mover dichas hojas mejorando el trabajo al momento de moverlos. Dichos portones los podrás hallar en:

  • Madera:

Son generalmente utilizados debido a que presentan el típico material en madera que resulta en un diseño cálido y hogareño. La madera es un material muy ligero para el trabajo automatizado del motor, y generalmente se trata de portones que se mueven de un lado a otro. Aunque también es un material delicado, y menos resistente por lo que debe agregar una incrustación de metal para que cuente con un mayor soporte.

  • Aluminio:

Los portones de aluminio son de los más seleccionados del momento, ya que presentan muchísima más ligereza en cuanto al movimiento del mismo que al acero o el hierro, lo que optimiza la apertura y el tiempo de espera. Se trata de un portón muy moderno y elegante, el cual aporta un brillo encantador que cualquier casa moderna debería tener integrado.

 

2 – Portones Batientes

 

Los portones batientes son todo lo que necesitarás si estas en busca de lo más moderno del mercado, se trata de un sistema óptimo de apertura que solo requiere de tocar un botón y mover al igual que una puerta. Los portones batientes son generalmente más rápidos que otros modelos del mercado, pero más lentos que los corredizos, por lo que su sistema de apertura es ideal para casas o fincas en donde los espacios grandes sean lo común, pues necesitará de una gran longitud para poder realizar el movimiento.

 

3 – Puerta Peatonal

 

Aunque no se trata de un portón, te mencionamos esta característica adicional que podrás añadir a alguno de los portones que elijas, y es la de una puerta peatonal personalizada. Con la intención de permitir más versatilidad al momento de usarla, con esta puerta peatonal no necesitarás abrir todo el portón cada vez que quieras salir, además, el mismo asegura brindar una mejora en cuanto a la autonomía en su entrada, y también libertad de no tener que andar en el coche para poder usarlo. Es la entrada ideal para los invitados, y esta apertura no desentonará, ya que se trata de una puerta que combinara perfectamente con el portón.

 

Aperturas de los portones automáticos

 

  • Abatibles: Son aquellos portones que poseen un sistema que les permite cerrarse y abrirse formando un ángulo de 90 grados, son ideales para aquellas zonas con poco espacio.
  • Basculantes: Son generalmente usadas en hogares con patios pequeños, pues son aquellas que parten de dos hojas que se mueven verticalmente con la intención de aguardar hasta que entre el vehículo.
  • Corredera: De las más comunes en los portones del momento, se trata de aquellos modelos que, indiferentemente de su material, pueden moverse en sentido horizontal con gran rapidez.
  • Enrollables: Son accionadas con un control remoto que, al oprimirlo, empiezan a enrollarse en el techo hasta que entra el vehículo al estacionamiento.
  • Seccionales: Poseen tan solo una hoja que se abre de manera vertical, utilizada con frecuencia en departamentos o zonas residenciales grandes.

 

Guía de compra a la hora de elegir portones automáticos

 

1 Material

Una de las primeras cosas que debes considerar a la hora de elegir un portón es el material, texturas y acabado en que el que debe ser elaborado, ejemplo de aluminio, acabado imitación madera…

Dependiendo del lugar o establecimiento donde será colocado y de la rapidez que desees ejercer en el mismo, es posible elegir un material, como, por ejemplo, la madera que es mucho más rápido al abrir que los demás. Pero hay otros como el hierro o aluminio, que realmente resultan en un gran resistencia y seguridad, además de tener la posibilidad de elegir el tipo de diseño en este material.

2 – Apertura

La apertura del portón influirá bastante en cuanto al espacio que puedes disponer para el mismo, así como de la rapidez con la que quieras que se abra.

Las diferentes aperturas que te mencionamos están destinadas a ejercer un punto culminante en distintos espacios, por ejemplo, aunque las corredizas son de los más comunes en el mercado, son de las que más espacio se necesitan, pues se debe disponer del mismo para abrirla sin ningún problema. Por otro lado, si optamos por una abatible , aunque es de las más lentas, ahorran muchísimo espacio, y no estorban en lo absoluto.

3 – Dimensiones

Finalmente, las dimensiones que posee el portón dependerán de cada aspecto anterior, pues el mismo es el que dispondrá para realizar su función. Por lo que debes de considerar si tu espacio es ideal para los diferentes tipos de aperturas y a su vez ver si el mismo es capaz de realizarse con el material que elegiste.

4 – Personalización

Como dato adicional, disponemos de muchas opciones de personalización y encontraremos el que más te guste y se adapte en lo que tienes en mente, si necesitas saber no dudes en contactar con nosotros o visitar nuestro servicio para más información.

0/5 (0 Reviews)

CONTACTO

Llámanos al

985 30 01 78

O por email:

x